Logo-Piramides
Sitio Oficial del Municipio de Puerto Pirámides, Península Valdes Patagonia Argentina
idiomas
HISTORIA
PASADO HISTÓRICO


Los pueblos indígenas, que antiguamente habitaron la Península Valdés, pertenecieron a la raza patagónica denominada comúnmente tehuelche, que significa bravo, arisco.

En 1779 Juan de la Piedra, toma posesión de la Península Valdés y de toda la Patagonia en el nombre de su majestad católica, comenzando la construcción de un fuerte al que dieron por nombre San José, saqueado y quemado por grupos indígenas en 1810. A las excelentes condiciones naturales se sumaron los atractivos comerciales: las salinas ubicadas en el corazón de la Península y los apostaderos de lobos marinos en las costas.

Al principio la sal se transportaba hasta el puerto San José. En 1898 Antonio Muno se asocia con Piaggio, Peirano y Ferro para realizar una explotación integral de las salinas, sin embargo las condiciones del puerto San José no eran óptimas. En el otro golfo, existía un puerto natural de aguas calmas.
En la entrada de este puerto había un fiel testigo del paso de los siglos: una pirámide por acantilado. De ahí su nombre: Puerto Pirámides.

El 14 de Julio de 1900 Ferro y Piaggio logran la aprobación del gobierno nacional y comienzan la construcción de un ferrocarril que uniría los 34 kilómetros entre la salina y el puerto. A partir de la primera guerra mundial la producción salinera comenzó a disminuir, el desarrollo de los frigoríficos ayudo a que la explotación de las salinas comenzara a cesar y Puerto Pirámides comenzó a ser abandonada. Luego de tres décadas arribaron a estas tierras nuevos pioneros con afán de desarrollarse aprovechando la naturaleza como recurso turístico empezaron a repoblar la zona.

UN NUEVO COMIENZO


La vida de nuestra comunidad está íntimamente vinculada con el cuidado de nuestro monumento natural: la Ballena Franca Austral.

Mariano Van Gelderen, conocido popularmente como Rey de las Ballenas cuenta que en 1972, cuando llegó; Jacques Cousteau con el Calypso, sólo se encontraban las Ballenas que estaban de paso dirigiéndose al Golfo San José, para aparearse y tener a sus crías. En ese momento, algunos de los buzos notaron el interés que ellas despertaban en los escasos turistas que visitaban el área y comenzaron a realizar excursiones esporádicas en sus embarcaciones, a las que luego adaptaron para el traslado formal de pasajeros.

En 1973 aparecieron en el Golfo Nuevo, donde actualmente se realizan los avistajes, las primeras cuatro hembras con crías que permanecieron durante toda la temporada. En ese mismo año se creó la primera empresa de Avistaje de Ballenas y actividades náuticas del pueblo, que en ese entonces no llegaba a los ochenta habitantes.

Hoy, Puerto Pirámides cuenta con una población estable, la única en Península Valdés, que busca la sustentabilidad como forma de vida comunitaria y es visitada por miles de turistas de todo el mundo cada año.


NOVEDADES